ANTONIO GIMÉNEZ MARTÍNEZ: de su vida y obra (II).

                                                 

Retrato de Antonio Giménez.- Autor: Julio Pestano.DÉCADA DE LOS SESENTA:

A “La Macarena”, siguieron otras obras escultóricas religiosas no menos destacadas, casi todas ellas talladas en maderas preciosas de ukola, caoba o ébano, que cautivarían, y cautivan, el espíritu de los tinerfeños allí donde son expuestas. Así, a principios de los años sesenta, y para la Iglesia de La Esperanza (El Rosario), realizó la talla de un Cristo crucificado de 184 cm., que más tarde será conocido como el “Cristo de La Esperanza”.

En el año 1.962, recibió el encargo de tallar un Cristo crucificado para la Ermita de Fañabé, hoy Parroquia de Nuestra Señora del Campo, lo esculpe en madera de ukola policromada, de 184 cm., y será venerado hasta nuestros días como el “Cristo de Fañabé”.

El imaginero realizó, por encargo de los Padres Escolapios, para la Capilla de las Escuelas Pías de Santa Cruz de Tenerife, dos tallas, una de San José de Calasanz y otra de San Pompilio María Pirrotti, ambas policromadas, de unos 180 cm., figuras con una gran fuerza expresiva, rasgos diferenciados, policromía transparente en sus rostros, y una suave estilización, características que impregnan toda su obra escultórica.

Mención aparte merece su escultura religiosa relacionada con la Obra Hospitalaria de San Juan de Dios. A finales de los años cincuenta, Antonio, entró en contacto con los responsables del Hospital de San Juan de Dios de Santa Cruz de Tenerife, fundado por el Hermano Hospitalario Agustín Monsolén Urquiza, en el año 1.956. Antonio Giménez realizará las siguientes obras para la Capilla del Hospital de San Juan de Dios, en Santa Cruz de Tenerife: un Cristo crucificado tallado en madera de ukola, sin policromar; una composición escultórica en talla de madera policromada de San Juan de Dios con un niño a su lado; y un Niño Jesús, con la bola del mundo debajo de sus pies, en madera sin policromar, patinada. Esculpió varias figuras de San Juan de Dios, talladas en madera de ébano, con cabeza, manos y pies de marfil, una de ellas, por encargo de los Hermanos de San Juan de Dios de Santa Cruz de Tenerife, con destino a la Farmacia del Vaticano.


San Juan de Dios.- Autor: Antonio Giménez. A Juan Ciudad, de Dios, por su Gracia.

De los libros, Quijote fuiste, librero.
Peregrino de amor, tu Cruz, Granada;
en ella, la locura quedó calmada.
Presencia de esperanza, limosnero

en calles y plazas, vida, andorrero,
con bendición divina, diste posada.
Luz del enfermo, de su calma penada,
bálsamo fecundo en su fin postrero.

Entre llamas, tu estirpe penitente,
surge inmaculada, nunca herida,
para alivio de la pena doliente.

Hospitalario fraterno, sacudida
de conciencia, ante corazón pudiente,
salud eterna de alma afligida.

(Joaquín Flores, abril 2.004).

 

En esta época, comenzó a trabajar un material nada fácil de ser tratado: el marfil. La delicadeza, la expresividad, la exaltación de los rasgos que llega a alcanzar en las caras y manos de sus esculturas talladas en marfil, hacen del escultor un verdadero especialista en este material precioso, que seguirá utilizando con maestría durante toda su vida.

A mediados de los años sesenta trabajó en el taller del escultor tinerfeño D. Enrique Cejas Zaldívar, colaborando con él en el sacado de puntos y materialización de varias de sus obras.

ARTISTA POLIFACÉTICO:

A finales de los años setenta formó parte del Grupo Obsidiana compuesto por los pintores Juan Mazuelas, Juan Galarza, Raúl Tabares, Mario Baudet, Siro Manuel y Enrique González Bernaldo, y por Antonio Giménez como escultor. El contacto con esta pléyade de grandes pintores, hace que Antonio se interese por la pintura y que pase a desarrollar también su inspiración artística en esta materia.

Antonio, polifacético artista, dominador del dibujo, cultiva además de la escultura y pintura, otras actividades como la taracea canaria, la construcción de instrumentos musicales y el diseño de joyas. En todas ellas sobresale por su maestría y buen hacer. Además, comparte su trabajo artístico con otra afición no menos importante: la enseñanza; en este último campo destaca su inquietud y su preocupación por transmitir sus conocimientos y técnicas a las generaciones más jóvenes.

                             Antonio Giménez Martínez: de su vida y obra  Documento en formato pdf

OTRAS OBRAS:

- Virgen del Pilar.- Escultura en piedra de Granadilla, reproducción de la talla original de madera.- En el pórtico de la Iglesia del Pilar.- Santa Cruz de Tenerife.

- Niño del Santo Remedio.- Talla de vestir en madera policromada de unos 90 cm., con cruz de madera en la mano- Ermita de San Sebastián.- Santa Cruz de Tenerife.

- Corazón de Jesús.- Escultura en mármol artificial, de 1,30 m.- Torre de la Iglesia de Igueste de San Andrés.- Santa Cruz de Tenerife.

- Cristo crucificado.- Escultura en marfil, de unos 40 cm., con cruz de madera de palo de rosa.- Capilla del Beato Fray Leopoldo de Alpandeire.- Granada.

- Cristo crucificado.- Cuerpo de marfil y cruz tallada de ébano con nudos, de 25 cm. Encargo de la Sra. Nichaldas.- Santa Cruz de Tenerife.

- Restauración del retablo del altar mayor.- Bajo la dirección técnica del Arquitecto Jefe del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife D. Enrique Rumeu de Armas.- Iglesia del Pilar.- Santa Cruz de Tenerife.

- Camarín de la Virgen, estilo barroco, y Manifestador del altar mayor con figuras de los apóstoles.- Iglesia del Pilar.- Santa Cruz de Tenerife.

- Marco barroco dorado con pan de oro fino, que enmarca una pintura de Juan de Miranda, situada en Iglesia de la Concepción.- Santa Cruz de Tenerife.

- Virgen de Loreto.- Talla en madera, con cabeza, manos y pies de marfil.- Encargo del Doctor Francisco Navarro.- Santa Cruz de Tenerife.

- Sagrada familia en marfil de estilo románico.- Encargo de D. José Guerra.- Santa Cruz de Tenerife.

- San Francisco.- Talla en madera de caoba, con rostro, manos y pies de marfil.- Encargo de D. Francisco Vega .- Santa Cruz de Tenerife.

- San Francisco arrodillado.- Talla en madera de caoba, de 24 cm., con rostro, manos y pies de marfil, y bola del mundo también de marfil en sus manos.- Santa Cruz de Tenerife.

- San Francisco arrodillado, con calavera entre las manos.- Talla en madera de caoba, de unos 24 cm., con rostro, manos y pies de marfil.- Santa Cruz de Tenerife.

- Restauración de La Dolorosa del imaginero tinerfeño Fernando Estévez, para la Iglesia de la Orden Tercera de Santa Cruz de Tenerife.



 
  © 2006-2009  Joaquín Julio Flores Peña.- Todos los derechos reservados.- All rights reserved.- Aviso Legal.  

 

Mejor visualización con 1024x768 y Mozilla Firefox